El mundo de 'La Puerta de Ishtar' como escenario de campaña para las reglas de LotFP.

miércoles, 25 de febrero de 2015

Declaración de intenciones

Hola. Con esta entrada pongo en marcha un blog que recogerá todos los apuntes e ideas que he ido recopilando, y sigo haciendo, en la construcción de un pequeño proyecto rolero personal. ¿Qué proyecto? Pues ni más ni menos que el que se describe en la cabecera: la adaptación del trasfondo del juego de rol de La Puerta de Ishtar para utilizarlo como escenario de campaña con las reglas de otro juego, Lamentations of the Flame Princess.

¿Por qué hacerlo? ¿Es necesario? Por supuesto que no. De hecho, el mejor sistema para jugar en Kishar (el mundo de La Puerta de Ishtar), es el del propio juego. Reglas y ambientación encajan como un guante en una demostración del buen hacer de su autor, Rodrigo García Carmona.

¿Entonces? La única respuesta que puedo dar es porque me encantan los retroclones, y en especial el juego de James Edward Raggi. Es el que más se acerca a "mi retroclón ideal", por decirlo de alguna forma, y por eso es el sistema que elegí. 

La Puerta de Ishtar es algo diferente a lo habitual en lo que respecta a las ambientaciones que se suelen utilizar para los juegos de la OSR. Además, es pura espada y brujería, la vertiente que más me apasiona de la fantasía. En cuanto lo leí por primera vez ya supe que me encantaría jugarlo lanzando el pérfido d20, y desde entonces se han ido acumulando anotaciones en una libreta, las cuales han derivado en la creación de este blog.

Así, mi intención es compartir todo esto con cualquiera que esté interesado. Guardado en un cajón sólo me servirían a mí, y con este blog puede que a alguien le resulte útil, e incluso que reciba comentarios y sugerencias, los cuales siempre serán bienvenidos.

Por último, sólo comentar el título del blog, aunque creo que es tan evidente que ni hace falta decirlo. Pensé en ponerle como nombre 'Lamentations of Ishtar', por aquello de fusionar ambos juegos, pero prefería un título en castellano, y como, al fin y al cabo, se trata de un retroclón, pues qué mejor que una mazmorra.

Nos vemos en la próxima entrada.

Un saludo.